2020, tres cambios que vinieron para quedarse

La sensación de que la vida va a cambiar para siempre empieza a asentarse entre nosotros. Quisieramos asumir que todas estas medidas para combatir el virus del covid 19 son temporales y que en algún momento -en dos, seis o quizá doce meses- la vida volverá a la normalidad. Hasta cierto punto, eso puede ser verdad. Pero muchos cambios puede que sean permanentes.

Esto no es para nada negativo. Muchas veces se requiere de una crisis para que vengan cambios, que vistos con perspectiva, traen mejoras y aprendizajes. Viendolo asi, el 2020 nos abre una ventana de oportunidad al cambio.

2021

Veamos tres cosas que pueden cambiar a partir de ahora y no regresar nunca a ser como eran:

1. Viajes de negocios

Los viajes de negocios a menudo se consideran esenciales para el éxito de las empresas.

No hay duda de que los encuentros cara a cara ayudan a construir relaciones y confianza, que son cruciales para que un proyecto tenga éxito.

Pero ahora que las empresas y otras organizaciones se ven forzadas a reducir radicalmente o detener los viajes de negocios, quizá se den cuenta de que no son tan esenciales después de todo, siempre que encuentren alternativas que funcionen.

Por ejemplo, llamadas a través de Skype o Zoom en lugar de volar por todo el planeta para conocerse en persona, quizá se den cuenta de que las videoconferencias son una buena alternativa: más flexible, más amigable con su vida familiar y más sostenible para el medio ambiente.

Las empress ven la posibilidad de reducir gastos drásticamente. Así que, en el futuro, quizá veamos una cantidad de viajes de negocios significativamente más baja. 

2. Trabajo remoto

Después de casi un año de trabajar en casa, hemos podido probar sus ventajas y también sus desafíos. Dentro de las desventajas está que ahora trabajamos más horas.

Para las compañías, eleva los costos de coordinación y se pierden algunas ventajas cruciales de estar físicamente presentes, como la construcción de relaciones y de un espíritu y cultura de equipo.  Ahora que el trabajo remoto es una necesidad, tanto los jefes como los empleados tendrán que desarrollar capacidades y averiguar cómo hacerlo de forma efectiva. Las buenas relaciones en el lugar de trabajo son fundamentales para la innovación y la supervivencia de una organización. Queda por ver qué podemos inventar como una "máquina de café virtual", el lugar donde los colegas se encuentran, platiquen e innovan.

3. Alteración de la industria

Muchos sectores industriales ya estaban en un proceso de cambio significativo antes de la llegada del coronavirus. Los servicios de streaming, por ejemplo, amenazan el modelo de negocio establecido de la creación y distribución de contenido y Amazon se está convirtiendo en un superagitador de una gran variedad de industrias.

La economía del "quédate en casa" que requiere la actualidad, acelerará de forma dramática el cambio de lo viejo a lo nuevo.

El cambio llegará tanto del lado de la oferta como del de la demanda. Un creciente número de personas empezarán a usar estos servicios, los disfrutarán y se convertirán en fieles clientes. Y la oferta también cambiará. Un ejemplo de esto es el sector educativo, que tarde o temprano tendrá que adaptarse completamente a la forma virtual.

El 2020 puede constituir una sacudida externa que transforme partes de nuestras vidas para siempre. Si lo vemos con ojos positivos, un cambio es siempre necesario y bienvenido.

*Basado en el artículo publicado en The Conversation, por Johann Fortwengel, académico del King's College de Londres, UK

Planes 2021

Slava Yurthev Copyright