Actualiza tus ambientes sin cambiar mucho

A veces, especialmente cuando pasamos mucho tiempo en casa o un ambiente en específico podemos llegar a cansarnos del espacio, sus componentes, colores y demás. Pero hay algunas cosas pequeñas que podemos lograr con simples cambios que pueden crear un sorbo de aire fresco en la percepción del mismo y así dar un nuevo aire de innovación en nuestras vidas.

Los elementos de mobiliario son una parte de este tipo de cambios, podemos cambiar el color de las patas de ese sofá que se ve triste. Cambiar las manijas de los gabinetes de toda la vida puede revivir un mueble e incluso el simple hecho de mover todo de lugar creará una apariencia completamente nueva y necesaria.

Algunas cosas pequeñas decorativas pueden llevarnos un largo camino, por ejemplo; cambiar las fundas de los almohadones por unas completamente diferentes. Cambiar el color de los marcos de nuestros cuadros, agregar plantas al ambiente o incluso cambiar las macetas de las plantas; son ideas pequeñas con grandes resultados.

Las paredes son algo que no podemos ignorar, un cambio de color en paredes; o posiblemente intervenir esos cuadros que ya tenemos pero han estado iguales por mucho tiempo. Puedes resaltar elementos con hojas de aluminio dorado, agregar elementos de color o con el simple hecho de cambiarlos de lugar; puede hacer un mundo de diferencia.

Para estas intervenciones es esencial abrir nuestra mente a los ambientes que vemos constantemente y verlos con ojos de innovación y oportunidad.

Slava Yurthev Copyright