¡Conoce con Kalea el círculo cromático de las emociones!

El uso del color es tan importante y está tan relacionado con nuestras emociones, que hasta existe un estudio llamado “psicología del color”. Hoy Kalea quiere contarte cómo el uso de colores en la decoración afectar nuestro estado de ánimo.

Los colores no solo están en las paredes, los pisos, los muebles y la decoración también son parte. Aprendamos que efectos en nuestras emociones tiene cada color:

CALMA: usa el color AZUL en un tono claro. Este color nos ayudará a relajarnos. En tonos oscuros, el azul nos dará una sensación de elegancia y sofisticación.

Tonos de azul en pared

ELEGANCIA Y MISTERIO: El NEGRO, pero cuidado, al ser tan dominante es importante utilizarlo en pocas cantidades. En un diseño de paredes, una puede ser negra y el resto de colores más claros.

Decoración negro y dorado

ESTABILIDAD: El GRIS en cambio, es un color muy neutro hasta para las habitaciones de los bebés. Es un color que se lleva muy bien con casi todos los colores. Además hay una gran gama de grises y puedes elegir uno que se acerque al celeste o al blanco. 

Decoración gris y colores

FUERZA Y MOVIMIENTO: llénalo de energía con ROJO. Es tan llamativo, que según el espacio en el que lo uses genera un efecto diferente. En habitaciones invita al romance y en la cocina o comedor abre el apetito. Otro color que debemos usar en pocas cantidades, en este caso porque acelera los latidos del corazón. 

Decoración rojo

ALEGRÍA: AMARILLO, nos llena de energía positiva y confianza. Hay que equilibrarlo con colores más neutros o suaves para crear un balance al usarlo en paredes, pero en cojines, ropa de cama o sillas de acento, puede ser un detalle perfecto. 

Decoración amarillo

LA PAZ: El color BLANCO es el más utilizado en la decoración, agranda el espacio, invita a la reflexión y da una luz increíble a la decoración en casa. Es un color que se convierte en un estilo de vida en muchas culturas y que va bien con materiales naturales como madera y fibras como el yute. Como todo, debemos evitar el exceso, para que no terminemos teniendo un espacio muy frío. Sin embargo es uno de los mejores colores de pisos para casas pequeñas precisamente porque agranda los espacios. 

Decoración blanco

Por último, LA CREATIVIDAD: el VERDE. Es un color complicado para la casa, pero en la oficina o estudio, queda perfecto. Si está más cargado de amarillo que de azul puede combinarse con mayor facilidad. Se ve muy bien con maderas, da armonía con azul o amarillo, pero luce espectacular con blanco. 

Decoración verde

Si los colores son emociones y tu casa es tu santuario, pinta el día con sofás, sillones, sillas de comedor, sillas de acento o de oficina, cojines, mesitas, telas, cortinas y alfombras de color arcoiris. El color no solo está en la paredes… ¡atrévete al color!

Fuente: tuhogar.com

Slava Yurthev Copyright