Oficinas de estilo Industrial

Para que una oficina de construcción sea exitosa, todos los elementos -arquitectónicos, decorativos y profesionales- deben comunicar confianza y seriedad. Será desde estos lugares, donde se ejecutarán grandes construcciones o remodelaciones pequeñas, de grandes empresas o proyectos personales. Pero finalmente, ideas y sueños que no se pueden defraudar. Por eso, los detalles, incluso los más pequeños, son muy importantes.

Una oficina siempre debe estar dispuesta para comodidad de las personas que lo utilizan. Pero la forma y los elementos que se utilizan en la disposición también ayudan a comunicar lo que una marca o empresa representan. Tomando en cuenta este factor, en una oficina dedicada a la construcción, puede ser una buena idea utilizar una decoración de estilo industrial.

En este estilo predominan los metales como el aluminio, el acero y el cromo. Los escritorios de vidrio combinados con metal son perfectos, además son materiales que no necesitan mucho mantenimiento. La madera está casi descartada pero puede ayudar a contrarrestar la característica frialdad de este estilo. Se puede  usar en muebles auxiliares como un archivador o en accesorios decorativos como esculturas, marcos de retratos, etc.

Las paredes con el concreto visto son un elemento muy utilizado en este estilo. Imaginemos la pared de fondo de la recepción en este material, sobre esta y correctamente iluminado, el nombre de la oficina.

En este tipo de oficinas constantemente se reciben visitas de clientes, por lo que es necesario tener un espacio adecuado para la recepción y que puedan esperar de una manera cómoda. En el estilo industrial, el cuero es uno de los materiales destacados, así que puede ser una gran idea tener una sala de espera con sofás tapizados en este material. Nada como un sofá de cuero para transmitir carácter y seriedad.

Otro lugar importantísimo en una oficina de construcción lo constituye la sala de reuniones. Es ahí donde se discuten, se planean y se presentan las ideas. Y no solo a los clientes, sino también a las personas involucradas en los diversos procesos de una construcción. Deben ser espacios amplios y bien iluminados y sobre todo, un lugar con la menor cantidad posible de interrupciones.

Por último, no hay que olvidar que los criterios para seleccionar el mobiliario y el estilo dentro de los diversos espacios, deben estar determinados por el uso que se les dará. Los muebles y la decoración de la recepción no serán los mismos que en el espacio del dibujante. En esto, juega un papel importante la selección de los colores. Se recomienda colores llamativos para los lugares abiertos al público y colores más relajados para ambientes especializados.

Slava Yurthev Copyright