LA DECORACIÓN ES UNA COSA DE DOS

A veces la decoración de la casa puede convertirse en una canción de Pimpinela. Que si uno quiere una cosa y al otro le gusta otra. Con estos consejos, vamos a intentar llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

1. LOS NÚMEROS HABLAN

Según las encuestas, solo el 21% de las parejas estuvo de acuerdo al 100% sobre el estilo que darle a su casa, mientras que el 62% confesó que tuvieron que hacer negociaciones.


2. TÚ DICES BLANCO, YO NEGRO

¿De qué color pintamos la casa? Si no logran ponerse de acuerdo, los colores pastel pueden significar ese punto medio. O bien, dejar el blanco para los espacios principales, menos arriesgados, y el color para la entrada, el cuarto de los niños o la pared cabecera de su dormitorio.

3. ¿ESTILO MODERNO O CLÁSICO?

Si tu pareja es más de Kalea y tú de visitar anticuarios tenemos un problema. Pero, están de suerte, porque hace ya tiempo que se usa lo de mezclar en la decoración de interiores. Nuestro consejo: elige una base neutra y añade pinceladas de personalidad con piezas vintage, muy bien seleccionadas. ¡Y todos contentos!

4. SI TRABAJAN JUNTOS EN CASA...

¡Pueden saltar chispas! Por eso lo mejor es delimitar bien el espacio de trabajo, separándolo lo mejor posible de las zonas de estar y descanso, con una mesa grande o dos escritorios independientes, para que estén juntos, pero no revueltos.


5. CUADROS O PAREDES EN BLANCO

Si uno es más minimalista y el otro pondría las paredes de su casa como las del Louvre, la solución sería colocar pocas, pero muy bien escogidas, obras, fotos o ilustraciones, sin colgar, simplemente apoyadas en un estante.

6. TÚ ERES MARIE KONDO Y TU PAREJA EL CAOS PERSONIFICADO

En este caso, ponérselo fácil será tu mejor apuesta, ya que la estrategia es una parte primordial de la organización. Aprovecha los rincones y pequeños espacios para ordenar tus objetos personales. Las canastas, cajas e incluso una bandeja pueden ayudarte a almacenar decorando.


7. UNO QUIERE TELE Y EL OTRO LEER

Si ya no concibe la vida sin Netflix y a ti lo que te gusta es leer, ahí va nuestra propuesta. Todo empotrado u oculto. Hoy en día existen alternativas para que la tele pase casi inadvertida en la sala, quedando totalmente integrada y sin cables a la vista.


8. HABLAR, PACTAR, COMPRAR

Este debería ser el orden a seguir. Cuando una pareja decora su casa está construyendo su hogar en común, toca ponerse de acuerdo en algo que sentimos como una expresión de nosotros mismos. Al fin y al cabo, la pareja debe ser un equipo, donde el liderazgo es compartido y se confía en el criterio del otro.

9. FINAL FELIZ

Una vez superadas las tensiones en la relación derivadas del proceso, las reformas o decisiones decorativas terminan uniendo a la mayoría de las parejas. Y es que, según revelan las encuestas, tres de cada cinco parejas (53%) pensaron al finalizar las obras que hacían ¡un gran equipo! 

Extracto del texto de Roser Vendrell

 

Slava Yurthev Copyright