Rincones de trabajo

El área de trabajo dentro del hogar suele presentar particularidades de espacio y forma, donde se encuentran espacios compartidos, irregulares y limitados. Muchas veces los hogares no cuentan con un ambiente específico que funcione como estudio, o incluso cuando si cuentan con el pueden llegar a ser espacios pequeños donde la funcionalidad y creatividad juegan un gran papel para ambientar. Es por ello que los rincones de trabajo son una gran solución.

Estos “rincones” tienen características muy funcionales, suelen combinar área de trabajo tanto con almacenamiento como con decoración y diseño. El propósito de este concepto es utilizar todos los espacios disponibles y hacerlos funcionales. Por ejemplo; al contar con solo literalmente el rincón de la sala familiar o dormitorio el poder utilizar la superficie de trabajo, su estructura e incluso la pared de atrás se vuelven una necesidad. Es por ello que los elementos creativos son importantes. Uno de estos elementos son los paneles troquelados, este material es muy accesible, económico y es una gran oportunidad para organizar. En ellos podemos organizar herramientas, documentos e incluso hacer composiciones creativas y decorativas. En pared también es posible agregar repisas como extensión del escritorio frontal para no solamente almacenar sino incluso usar libros y revistas como un accesorio más.

Los escritorios frontales son el ideal para este tipo de configuración, por su tamaño y versatilidad de disposición. En algunos casos de ambientes pequeños determinados a última hora como un estudio, se pueden hacer combinaciones de dos escritorios frontales como una pequeña oficina creando una sensación hogareña y muy estética. Siendo esta la definición del rincón de trabajo.

F: Internet

Slava Yurthev Copyright