Superando el miedo a la pared oscura

La teoría de la reflexión del color es ampliamente conocida, es decir; es un dato popular saber que ‘el color blanco amplia los espacios y el negro los reduce’. Pero aunque es una realidad general, a veces se toma demasiado literalmente causando paradigmas sobre las selecciones de color en interiores. Hoy en día las paredes negras o tonos de gris y otros colores muy oscuros, crean ambientes altamente elegantes, nítidos y acogedores; características que pocas veces tomamos en cuenta.

La aplicación de una sola pared en color oscuro, lo que fácilmente puede crear un lienzo de contraste para detalles de mobiliario, arquitectura o decoraciones. El ojo viajará inmediatamente a esa pared, engullendo una simpleza fantástica que puede causar un efecto ‘chic’ en cualquier ambiente.

Por otro lado, los ambientes completos en color negro, han sido un refrescante respiro de elegancia en las publicaciones de diseño interior. Logrando ese suntuoso elemento de diseño al crear un nicho acogedor y ambiente rico en personalidad. En caso de percibirse muy pesado es fácil romper estos metrajes cuadrados de color con pequeños detalles en otros tonos. Detalles como marcos de cuadros en color blanco, detalles arquitectónicos o decoración en un tono más claro.

El tono y ambiente que una habitación oscura puede lograr es inigualable, siendo una de las tendencias más elegantes y modernistas de la actualidad. Una que especialmente vale la pena probar.

Slava Yurthev Copyright