Una navidad escandinava

En las mayores tendencias de decoración navideña se ha mantenido fuerte el espíritu rústico escandinavo. Su apariencia bohemia, minimalista y acogedora le hacen un estilo atemporal para la decoración en las fiestas. A continuación un pequeño vistazo a los componentes de este estilo.

Derivado de la tradición de los países del noroeste de Europa, comprendiendo lo que conocemos como Escandinavia; este estilo es único e inigualable. Cuenta con pantallazos que reflejan la estética natural y clásica del paisaje de estos países nórdicos. Una navidad idealizada en montañas con bosques cubiertos en nieve, texturas  naturales y rústicas, hermosos pinos, renos y otros elementos de esta parte del mundo. Siendo lo más interesante su contraste con elementos minimalistas sin exagerar con los detalles rústicos o combinándolos con mobiliario blanco en líneas sencillas y limpias.

Los detalles de guirnaldas desnudas, con candelas en toques dispersos y elementos minimalistas de simbología de la flora y fauna del paisaje escandinavo; es un estilo que encanta a su fans. Al seguir este tipo de decoración navideña se asegura unas fiestas altamente estilizadas y elegantes. Siendo otro de sus puntos positivos, un estilo atemporal que estará en tendencia durante mucho tiempo.

Es un estilo minimalista y elegante que vale la pena tomar en cuenta para las fiestas, para elevar nuestra decoración navideña de lo tradicional a lo altamente estético.

Slava Yurthev Copyright